Aumento de Pecho.

Aumento de pecho

El aumento de pecho es una de las peticiones quirúrgicas más solicitadas por las mujeres. La mamoplastia de aumento (nombre técnico del procedimiento), es un procedimiento quirúrgico enfocado a mejorar el tamaño y la forma del pecho de la mujer.

El aumento de pecho no corrige senos caídos, para ello es necesario realizarse un levantamiento de senos junto con el agrandamiento. El levantamiento y el agrandamiento de pechos pueden realizarse en forma simultánea muchas veces, pero puede ser necesaria una intervención aparte.

Respecto a las prótesis, es importante diferenciar entre los actuales implantes de gel cohesivo o suero salino y los antiguos implantes de aceite de silicona. Estos últimos deben cambiarse a los 10 años.

La duración no es para toda la vida, depende mucho de cada persona, pueden durar entre 15 y 20 años, y es necesario llevar al menos un control anual de los implantes.

Los fabricantes de implantes mamarios ofrecen garantía, algunos de por vida. Pero garantía de por vida no significa que los implantes no se rompan, tan solo quiere decir que el fabricante se compromete a reemplazar los implantes rotos por otros iguales o de similares características, no significa que sus implantes sean irrompibles e inalterables.

¿Es lo adecuado para ti?

El aumento de pecho es un procedimiento personal y, debe tomarse por nosotras mismas, no para satisfacer los deseos de otra persona o para tratar de ajustarse a algún tipo de imagen ideal.

El aumento de pecho es una buena opción si:

  • Gozas de buena salud.
  • Tus expectativas son realistas.
  • Sus senos se han desarrollado por completo.
  • Piensas que tus senos son demasiado pequeños y quieres mejorar tu silueta.
  • Por pérdida de forma y volumen de sus pechos después de un embarazo, por bajada de peso o por efecto de la edad.
  • Tus pechos tienen formas o tamaños diferentes entre sí.
  • Alguno de tus pechos no se desarrolló con normalidad.
  • Como un procedimiento reconstructivo tras cirugía de la mama.

¿Cómo elegir el tamaño adecuado?

Algunas mujeres ya operadas de aumento de pecho, deciden volver a operarse para cambiar el tamaño de los implantes por descontento con el tamaño alcanzado (por lograr un mayor aumento o porque el aumento ha sido excesivo).

Previamente ten claro lo que quieres y qué deseas conseguir, luego escucha los consejos del cirujano, aunque es una decisión difícil, ya que en ocasiones palabras como “mucho”, “poco”, o “aspecto natural” pueden tener muchas lecturas. Si tu cirujano no te dedica suficiente tiempo o te realizan la entrevista por teléfono o por internet, descarta a ese cirujano.

Muchos cirujanos plásticos ofrecen a sus pacientes “probarse los implantes mamarios” para ello disponen en la consulta de un muestrario con varios tamaños. La mujer se coloca los implantes dentro del sujetador y comprueba el efecto visual que producen. Es algo aproximado, pero sirve como orientación.

Existen programas informáticos de “cirugía virtual”, que bien utilizados pueden ofrecer una aproximación al resultado final. Algunas mujeres llevan fotografías de modelos al cirujano plástico.

La intervención

Si deseas realizarte algún tipo de intervención quirúrgica, es muy importante que lo realices siempre en un Centro Médico de renombre, nunca vayas a un edificio de oficinas o similar, nunca dirías aquello de: “voy a operarme del cerebro en el doctor del 3º Bloque A”, ¿verdad?

La cirugía de mamas se realiza en un quirófano bajo anestesia general, dentro de una clínica u hospital. Suele ser preciso el ingreso, dándose el alta al día siguiente.

Este tipo de cirugía dura entre 1 y 2 horas y se realiza en un quirófano . La intervención comienza con una pequeña incisión que suele realizarse alrededor de la areola o en el surco mamario. Posteriormente, se crea un bolsillo donde se coloca la prótesis debajo del musculo pectoral, o en su defecto debajo del tejido mamario.

Después de la cirugía

Tras la intervención, debes contar con la ayuda de un acompañante o familiar para ayudarte durante un par de días. La mayoría de las molestias se controlan bien, aunque las mamas pueden doler de 3 a 5 días y lo asemejaremos a un dolor parecido a las agujetas. Después deberás vestir un sujetador especial durante el tiempo necesario que te indique el médico.

Riesgos de la cirugía

La cirugía de aumento de pecho es una técnica segura, sin embargo, como en cualquier operación siempre pueden existir complicaciones y riesgos asociados, como es la contractura capsular (ocurre cuando la cicatriz interna que se forma alrededor del implante se contrae en exceso, haciendo que la mama se vuelva más dura).

Otras complicaciones posibles son el hematoma producido tras la cirugía que sólo en casos concretos precisa de una nueva intervención para eliminar la sangre acumulada, o infección alrededor de la prótesis en las primeras semanas después de la cirugía.

Es extraordinariamente infrecuente que las prótesis pueden romperse, haciendo que el contenido salga fuera de su cápsula, en cuyo caso, sería necesario una nueva intervención para reemplazar la prótesis afectada.

Deja un comentario