Coitus Interruptus

Coitus interruptus

El coitus interruptus es uno de los métodos anticonceptivos más antiguos de los que se tiene conocimiento, también es conocido como “marcha atrás” o como “método de eyaculación fuera de la vagina”.

El coitus interruptus puede prevenir los embarazos, pero su índice de fallos es tan elevado, que siquiera deberías considerar practicarlo.

Si vas a tener una relación sexual en un momento inesperado y te ha pillado sin ningún tipo de método anticonceptivo o tu pareja no quiere hacer uso de preservativos, no te lo pienses, practica cualquier otro tipo de sexo que no sea vaginal (oral, anal, masturbarse…), es demasiado lo que te juegas como para optar por el coitus interruptus.

Existe la idea equivocada sobre el coitus interruptus de que el hombre siempre puede controlar voluntariamente su eyaculación, lo que es puro mito.

¿En qué consiste el coitus interruptus?

Durante la relación sexual el hombre retira el pene de la vagina justo antes del momento en el que va a eyacular, lo que evita que el semen sea vertido en la vagina.  El problema es que el líquido preseminal (o fluido de Cowper, una secreción líquida e incolora de las glándulas de Cowper que el pene va desprendiendo en distintos momentos del coito) puede contener espermatozoides, por lo que aunque se retire el pene antes de la eyaculación,  podrías haber recibido espermatozoides en la vagina, pudiendo quedar embarazada.

Recuerda: “antes de llover chispea”.

Además, si la retirada no ha sido lo suficientemente rápida o si el hombre no está suficientemente atento, podría eyacular en parte dentro de ti, lo que provocaría una elevada probabilidad de tener una concepción no deseada.

Además, has de tener en cuenta que como método natural no brinda protección contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Desventajas del coitus interruptus

Los inconvenientes son varios:

  • Tasa alta de fallos y de embarazos no deseados.
  • Frustración sexual para ambos miembros de la pareja por el sexo incompleto.
  • No protege ante las enfermedades de transmisión sexual (ETS).
  • Escaso control del hombre sobre la eyaculación.

Resumen del coitus interruptus

¿En serio con la cantidad de métodos alternativos que hay seguros y baratos vas siquiera a plantearte este?

Métodos Anticonceptivos

Método Sintotérmico

El método sintotérmico es una manera de conocer a fondo tu ciclo menstrual.

Consiste en la determinación del período fértil del ciclo menstrual femenino, siendo el método de planificación natural más completo, ya que al aprender a identificar nuestros días fértiles, sirve tanto como método anticonceptivo como a la hora de planificar un embarazo.

A diferencia del método el método Ogino-Knaus, el método sintotérmico tiene un índice de efectividad más alto, ya que se basa en síntomas, mientras que el método Ogino-Knaus se basa en el uso de un calendario.

Antes de hacer uso de éste método es conveniente informarte bien con tu ginecólogo.

La mayor parte de los días del ciclo no eres fértil, incluso tus años de mayor fertilidad. En total, tu ventana fértil es de unos 7 días: 5 días antes de la ovulación y 2 días de después.

Se cuentan 5 días porque es el tiempo que pueden sobrevivir los espermatozoides en tus trompas de Falopio, a la espera de que se libere el óvulo. Y 2 días después, porque es el tiempo en el que el óvulo permanece en estado receptivo.

En un ciclo regular de 28 días, la ovulación suele ocurrir en el día 14, así que los días fértiles suelen ser entre los días 9 y 16, mientras que en un ciclo de 35 días, la ovulación suele ocurrir el día 21.

Son necesarios como mínimo el estudio de entre dos y tres ciclos, haciendo uso de un buen monitor de fertilidad (de venta en farmacias), incluso existen pequeños ordenadores que pueden incorporar dos indicadores de fertilidad además de la temperatura corporal basal: el valor de la hormona LH (hormona luteinizante) y la observación del moco cervical. Estas mediciones aumentan el nivel de precisión del dispositivo. El método sintotérmico también ha ganado en comodidad gracias a aplicaciones móviles. Pero la garantía de eficacia, tanto de los ordenadores como de las aplicaciones móviles, dependerá de la pericia y la constancia en la toma de datos de la mujer.

En el método sintotérmico, la fase de precaución para evitar un embarazo tiene una duración de nueve o diez días en cada ciclo, siendo complementado con la práctica de la abstinencia periódica, o el uso de otras prácticas sexuales (sexo oral, sexo anal, etc.) en las que no exista penetración vaginal y una posible expulsión de espermatozoides, y la “marcha atrás” no es una opción, ya que pueden expulsarse pequeñas cantidades de espermatozoides antes de una eyaculación, o, simplemente, no retirarse a tiempo.

¿En qué consiste el método sintotérmico?

El método sintotérmico comprende la observación de tres variables:

  • Temperatura basal (explicado en un post).
  • Método de Billings o del Moco Cervical (explicado en un post).
  • Apertura y altura del cuello uterino. La autopalpación del cuello uterino para determinar la dilatación del cérvix. .

Para valorar la dilatación del cérvix, con las piernas semi-flexionadas, introduciremos un dedo por la vagina hasta que notemos una pequeña pared. Unas veces la alcanzaremos fácilmente (estará más baja) y otras veces apenas la podremos tocar. Será necesario su observación diaria durante el ciclo, para comprobar la coincidencia de su variación con los de la temperatura basal y el moco cervical.

Al comienzo del ciclo, el cuello uterino se encuentra en una posición bastante baja, y está duro y cerrado. En el momento de la ovulación, el cuello del útero sube (costará alcanzarlo), pero si lo conseguimos veremos que está mucho más blando e incluso podremos apreciarlo algo abierto. Tras la ovulación, el cuello del útero vuelve a cerrarse, para proteger el útero de posibles infecciones.

Como método de anticoncepción natural, el método sintotérmico tiene las siguientes ventajas e inconvenientes.

Ventajas

  • No tiene efectos secundarios.
  • Para las parejas religiosas, es un método natural suele ser el único sistema anticonceptivo aceptado por su religión.

Inconvenientes

  • Índice de fracaso alto si no se sigue con la mayor precisión posible.
  • Deben ser utilizados por mujeres con ciclos menstruales regulares.
  • No previenen contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS).
  • Las condiciones medioambientales pueden provocar cambios en el ciclo menstrual.
  • No deben emplearse en mujeres próximas a la menopausia.
  • Debe ser empleado en parejas que puedan asumir el riesgo de un embarazo no planeado.
Método Ogino-Knaus

Método Ogino-Knaus

El método Ogino-Knaus, también conocido como el método del ritmo o el método del calendario, fue desarrollado por el ginecólogo japonés Kyusaku Ogino, y perfeccionado por el médico austríaco Hermann Knaus.

Consiste en contar los días del ciclo menstrual y elegir los días apropiados ya sea para buscar los días de más fertilidad para lograr quedar embarazada, o todo lo contrario, los de menos probabilidades para evitar el embarazo.

Actualmente es más efectivo el método sintotérmico, ya que se basa en síntomas específicos durante el ciclo menstrual en vez de en probabilidades según un calendario. Dicho calendario se calcula en ciclos de 26 a 32 días en los que se considera la menstruación como punto de inicio.

¿En qué consiste el método Ogino-Knaus?

Antes de llevar a cabo este método, hemos de contabilizar durante al menos seis meses, el funcionamiento de nuestro ciclo menstrual, para tener una referencia más exacta de la duración de su ciclo.

Para determinar los días no fértiles, se resta 17 a la cifra del ciclo más corto y 13 a la más larga, ya que la ovulación suele ocurrir en el día 14 de cada periodo, pero se dan 3 días de margen por las posibles variaciones del ciclo, lo que uniendo ambas cifras 14+ 3, dan como resultado los 17 días que se descuentan.

Las cifras obtenidas se considera que son las que cuentan con mayor fertilidad, mientras que las anteriores y posteriores son de riesgo reducido.

Por ejemplo, si el ciclo más corto fuera de 24 días y el más largo de 32, esto significaría que entre los días 7 (24-17) y el día 19 (32-13) de cada periodo, la mujer tiene más posibilidades de quedarse embarazada. Por lo tanto, para evitar el embarazo, será necesario abstenerse de practicar sexo o el uso de otras prácticas sexuales (sexo oral, sexo anal, etc.) en las que no exista penetración vaginal y una posible expulsión de espermatozoides, y la “marcha atrás” no es una opción, ya que pueden expulsarse pequeñas cantidades de espermatozoides antes de una eyaculación, o, simplemente, no retirarse a tiempo.

Como método de anticoncepción natural, el método sintotérmico tiene las siguientes ventajas e inconvenientes.

Ventajas

  • No tiene efectos secundarios.
  • Para las parejas religiosas, es un método natural suele ser el único sistema anticonceptivo aceptado por su religión.

Inconvenientes

  • Índice de fracaso alto si no se sigue con la mayor precisión posible.
  • Deben ser utilizados por mujeres con ciclos menstruales regulares.
  • No previenen contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS).
  • Las condiciones medioambientales pueden provocar cambios en el ciclo menstrual.
  • No deben emplearse en mujeres próximas a la menopausia.
  • Debe ser empleado en parejas que puedan asumir el riesgo de un embarazo no planeado.
Método de la Temperatura Basal

Método de la Temperatura Basal

La temperatura basal es aquella que tenemos nada más despertarnos, sin movernos de la cama, por lo que es necesario tener a mano el termómetro basal (es un termómetro digital específico capaz de detectar hasta el más mínimo de los cambios de la temperatura).

Durante el ciclo menstrual de la mujer, la temperatura basal permanece baja hasta que se produce la ovulación. Una vez se ha producido, la progesterona eleva  la temperatura basal entre dos y cinco décimas, permaneciendo elevada hasta la menstruación.

¿Cómo tomar correctamente la temperatura basal?

Tan sólo deberemos alargar el brazo para ponernos el termómetro basal evitando movernos (ya que el movimiento podría alterar la temperatura) y anotar cualquier suceso que pudiera alterarla, como la toma de algún medicamento durante la noche o el haber trasnochado.

Hay que ser riguroso en la toma de la temperatura, pues una pequeña variación puede hacer perder precisión a la gráfica que estemos elaborando.

Anota también los síntomas que muestra tu cuerpo durante el ciclo, como: molestias en el pecho, sensación de gases en los ovarios, hinchazón en la tripa, dolor de cabeza, etc.

Consejos:

  • Hay que tomarse la temperatura cada mañana recién despertada.
  • Hay que anotar la temperatura basal todos los días del ciclo, comenzando por el primer día de menstruación.
  • Prepara el termómetro la noche anterior y colócalo a mano muy cerca de ti.
  • Antes de poner en práctica el método de la temperatura basal, debes tomar los datos durante al menos seis meses, hasta que estés segura de cómo funciona tu ciclo menstrual.
  • Si estás enferma y tienes fiebre, esa toma de datos está alterada, anota ese hecho.
  • Usa siempre el mismo termómetro para evitar posibles contaminaciones de lecturas. Y adquiere uno digital de muy buena calidad.
  • Toma la temperatura siempre en la misma parte del cuerpo, por ejemplo, colocando la punta del termómetro debajo de la lengua y con los labios cerrados (mínimo 5 minutos), o en el recto, insertando la punta del termómetro mientras se está recostada de lado con las rodillas dobladas (mínimo 2 minutos), o en la vagina, permaneciendo siempre en la misma posición (mínimo 5 minutos). La medición en la axila puede ser inexacta, por lo que se desaconseja.
  • Durante la medición mantente quieta, sin hablar y relajada.

¿Cuáles son los días fértiles?

La temperatura corporal pasa por dos fases: al inicio del ciclo menstrual está más baja, lo que provoca la ovulación; después se eleva, lo que da paso al periodo infértil de la mujer. Unos tres días después de la ovulación aumenta el nivel de progesterona, provocando que la temperatura se eleve uno o dos días después de la ovulación. Cuando el aumento térmico (de unos 0,2 a 0,5 grados centígrados) se registra tres días seguidos, se considera que ha finalizado la fase fértil de la mujer en ese ciclo.

La temperatura permanece más alta durante un mínimo de diez días, tras los cuales vuelve a descender, dando lugar a la menstruación.

Midiendo la temperatura corporal solo es posible saber si ha habido ovulación. Para saber tener un mejor conocimiento de cuándo se inicia el periodo fértil hay que analizar el moco cervical mediante el método del moco cervical (sigue el enlace para saber cómo realizarlo).

El periodo más fértil de la mujer tiene lugar antes y poco después de la ovulación. Se cuentan 5 días porque es el tiempo que pueden sobrevivir los espermatozoides en tus trompas de Falopio, a la espera de que se libere el óvulo. Y 2 días después, porque es el tiempo en el que el óvulo permanece en estado receptivo.

En un ciclo regular de 28 días, la ovulación suele ocurrir en el día 14, así que los días fértiles suelen ser entre los días 9 y 16, mientras que en un ciclo de 35 días, la ovulación suele ocurrir el día 21.

Si hemos completado la anotación correctamente durante varios meses podremos establecer un “patrón” regular.

En el método de la temperatura basal, la fase de precaución para evitar un embarazo debe ser complementada con la práctica de la abstinencia periódica o el uso de otras prácticas sexuales (sexo oral, sexo anal, etc.) en las que no exista penetración vaginal y una posible expulsión de espermatozoides, y la “marcha atrás” no es una opción, ya que pueden expulsarse pequeñas cantidades de espermatozoides antes de una eyaculación, o, simplemente, no retirarse a tiempo.

Como método de anticoncepción natural, el método de la temperatura basal tiene las siguientes ventajas e inconvenientes.

Ventajas

  • No tiene efectos secundarios.
  • Para las parejas religiosas, es un método natural suele ser el único sistema anticonceptivo aceptado por su religión.

Inconvenientes

  • Índice de fracaso alto si no se sigue con la mayor precisión posible.
  • Deben ser utilizados por mujeres con ciclos menstruales regulares.
  • No previenen contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS).
  • Las condiciones medioambientales pueden provocar cambios en el ciclo menstrual.
  • No deben emplearse en mujeres próximas a la menopausia.
  • Debe ser empleado en parejas que puedan asumir el riesgo de un embarazo no planeado.
Método de Billings o Método del Moco Cervical

Método del Moco Cervical o Método de Billings

El método del moco cervical o método de Billings se basa en la secreción producida en el cuello del útero que cambia de características por la acción de las distintas hormonas (estrógeno y progesterona) que se producen a lo largo del ciclo menstrual.

¿Cómo se realiza el método del moco cervical?

Durante el ciclo menstrual experimentamos “días secos” y otros días “húmedos”. Ésto se debe a los distintos cambios que sufre el moco cervical durante el ciclo, permitiéndonos conocer cuál es el período fértil y su período infértil, ya que durante el período fértil esta secreción es parecida a la clara del huevo crudo.

Al principio del ciclo, tras la menstruación, tenemos una sensación habitualmente de sequedad. Posteriormente, con el paso de los días, va apareciendo moco, normalmente algo denso y quizás pegajoso.

De una manera muy sencilla y simplemente tomando una muestra con nuestras manos limpias, ponemos los dedos en la entrada de la vagina, colocar el moco entre los dedos pulgar e índice, separando y estirando el moco entre ellos.

A medida que nos acercarnos a la ovulación, el moco cervical se va haciendo cada vez más fluido y abundante, hasta llegar a observar un moco con aspecto de clara de huevo, es decir, capaz de formar hebras entre nuestros dedos, un modo elástico y de aspecto vidrioso y que indica el mejor momento de fertilidad.

Desde el día en que aparece el moco hasta el 4ª día después del ápice, la mujer no deberá tener relaciones sexuales vaginales, porque ese es su período fértil.

En el método del moco cervical, la fase de precaución para evitar un embarazo debe ser complementada con la práctica de la abstinencia periódica o el uso de otras prácticas sexuales (sexo oral, sexo anal, etc.) en las que no exista penetración vaginal y una posible expulsión de espermatozoides, y la “marcha atrás” no es una opción, ya que pueden expulsarse pequeñas cantidades de espermatozoides antes de una eyaculación, o, simplemente, no retirarse a tiempo.

Como método de anticoncepción natural, el método de la temperatura basal tiene las siguientes ventajas e inconvenientes.

Ventajas

  • No tiene efectos secundarios.
  • Para las parejas religiosas, es un método natural suele ser el único sistema anticonceptivo aceptado por su religión.

Inconvenientes

  • Índice de fracaso alto si no se sigue con la mayor precisión posible.
  • Deben ser utilizados por mujeres con ciclos menstruales regulares.
  • No previenen contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS).
  • Las condiciones medioambientales pueden provocar cambios en el ciclo menstrual.
  • No deben emplearse en mujeres próximas a la menopausia.