Imagen Destacada Método Espermicidas

Espermicidas

El uso de espermicidas es un método químico de anticoncepción. Los espermicidas contienen productos químicos que impiden el movimiento de los espermatozoides, evitándose así su ascenso hacia el cuello uterino.

Los espermicidas se presentan diversas preparaciones, tales como cremas, óvulos, espumas y geles.

Se pueden usar solos o se pueden usar con otro método anticonceptivo para aumentar su eficacia, como el diafragma o el uso de preservativos.

Su efectividad si se utiliza como único medio anticonceptivo oscila entre 75% a 90%, pero llega hasta el 95% combinado con métodos de barrera, tal y como se indica arriba.

Los espermicidas utilizados solos no evitan el contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS). Además, si se utilizan de forma prolongada, los espermicidas pueden causar reacciones alérgicas, candidiasis vaginal e irritación cervical y/o vaginal.

¿Cómo se utilizan los espermicidas?

Debido a la cantidad de formas de presentación, cada tipo de espermicida se usa de manera diferente, por lo que deberemos leer con atención las instrucciones del prospecto del envase, porque si no se utiliza correctamente, perderán eficacia.

Por lo general, la colocación del espermicida es sencilla, bastará con posicionarnos en una postura cómoda e insertarlo con cuidado profundamente dentro de la vagina, usando los dedos o un aplicador.

Es necesario esperar al menos 10 minutos después de la aplicación del espermicida antes de tener relaciones sexuales para dar tiempo a que se forme la barrera, prolongándose su eficacia hasta una hora tras su colocación.

Si más tarde se deseas tener una nueva relación sexual, será necesario hacer uso más espermicidas. Es decir, si vas a tener 2 relaciones vaginales en 1 hora, te debes colocar espermicida dos veces los 10 minutos antes de cada coito, en total en 1 hora te habrás aplicado 2 veces espermicidas.

También debes evitar el lavado vaginal hasta 6 horas después de la relación sexual.

Ventajas de los espermicidas

Las ventajas más relevantes son:

  • Son fáciles de usar.
  • Son económicos.
  • No requiere receta médica.
  • Al no ser un método hormonal, no tiene efectos secundarios.
  • No se nota durante las relaciones sexuales.
  • Ofrecen lubricación durante el coito.
  • Puedes utilizarlos durante la lactancia.