Uñas Fuertes y sexys

6 Tips para tener uñas fuertes y sexys

Aunque no nos fijemos directamente en ellas, la uñas transmiten nuestra personalidad y ayudan a mantener una imagen global de nuestro estilo.

No es necesario llevarlas constantemente pintadas o decoradas de forma deslumbrante, pero unas uñas bien arregladas, fuertes, limpias y sanas siempre aportan un toque sensual y sexy.

¿Qué son las uñas?

La uña, es una lámina plana y convexa que recubre y da protección a la pulpa de los dedos. Las uñas están formadas principalmente por células muertas endurecidas que contienen queratina, una proteína fibrosa que el cuerpo produce de manera natural, hace que estas sean más duras y poco flexibles.

El crecimiento de la uña es longitudinal, siendo el de los dedos de la mano aproximadamente de 0,1mm al día en adultos, y de 0,15mm en la infancia. Las uñas de los dedos de los pies crecen más lentamente. En la vejez, la uña pierde brillo, se vuelve opaca, grisácea y frágil, por lo que se hace necesario un mayor cuidado de ellas.

Una uña sana tiene una forma ovalada, es lisa y con un color parcialmente rosado (debido a la gran vascularización del lecho epidérmico y a la transparencia de la uña). La uña constituye un espejo de nuestro estado de salud.

El problema más frecuente que se dan en las uñas, son que no crecen rápido o que se vuelvan quebradizas, así  que te dejo unos consejos para que luzcan sanas, bonitas y sexys:

1.- Mantenlas siempre secas y limpias. Descuidar su higiene hará que se conviertan en un hogar para los hongos. También puedes optar por lavarlas con jabones fungicidas de venta en farmacias. Y siempre haz uso de guantes de látex o nitrilo para limpiar y manipular productos químicos (lejías, friegasuelos, etc.)..

2.- Cuida tu alimentación. Las frutas y verduras en general, y especialmente el melón y el pepino, optimizan la nutrición de la sangre, lo que influye a un crecimiento y desarrollo óptimo de las uñas. Además, eleva tu ingesta de alimentos que aporten biotina, que te aportará asimismo brillo y salud para el cabello.

3.- Hidrátalas cada día. Las uñas también se secan, recuerda que son parte de la piel. Puedes usar la misma crema que usas para las manos, y si son quebradizas, utiliza cremas con urea, fosfolípidos o ácido láctico para endurecerlas.

4.- No te las comas, tampoco los padrastros, recuerda que los hongos pueden aprovechar cualquier pequeño corte para desarrollarse.

5.- Mejor limarlas a cortarlas, salvo que ya las tengas demasiado largas. El limarlas previene la rotura o el descamado. Si no dispones de tiempo o si por el tipo de trabajo que desempeñes o por lo que sea no puedes cuidar de tus uñas largas, es preferible que las lleves al ras de los dedos.

6.- Utiliza un base coat como primera capa en aplicar a la uña. El base coat (o base para uñas) contiene ingredientes que nutren y protegen la uña, facilitan la aplicación del esmalte y la resguarda de él, ya que los esmaltes pueden contener productos nocivos.

 

Levantamiento de Senos

Levantamiento de senos

El levantamiento de senos o mastopexia es un procedimiento quirúrgico para elevar y mejorar la forma de las mamas caídas (ptosis mamaria) mediante relleno de grasa transferida o prótesis de implante. En esta cirugía también se reduce el tamaño de la areola en los casos en los que es muy grande.

Esta cirugía puede combinarse junto al aumento de pecho en una misma intervención, aunque a veces, es necesario realizarla por separado.

El objetivo principal de este procedimiento quirúrgico es meramente estético. El motivo para someternos a un levantamiento de senos puede deberse al  embarazo, la lactancia, la pérdida excesiva de peso y el envejecimiento, que puede provocar la caída y flacidez de los senos.

Deberemos posponer para realizarnos un levantamiento de senos si:

  • Planeas adelgazar mucho peso.
  • Estás embarazada o todavía estás amamantando a un bebé.
  • Si planeas tener más hijos.

La intervención

Si deseas realizarte algún tipo de intervención quirúrgica, es muy importante que lo realices siempre en un Centro Médico de renombre, nunca vayas a un edificio de oficinas o similar, nunca dirías aquello de: “voy a operarme del cerebro en el doctor del 3º Bloque A”, ¿verdad? Pues en cualquier tipo de intervención de lipoescultura tampoco.

La cirugía de mamas se realiza en un quirófano bajo anestesia general, dentro de una clínica u hospital. Suele ser preciso el ingreso, dándose el alta al día siguiente.

El cirujano hará de 1 a 3 incisiones quirúrgicas en las mamas. Se extirpará la piel adicional y se puede reubicar el pezón y la areola.

Después de la cirugía

Tras el levantamiento de senos nos colocarán un vendaje alrededor de las mamas y el tórax, o en su defecto, deberemos de hacer uso de un sostén o brasier quirúrgico. Después deberemos usar un sostén de soporte suave por el tiempo que nos indique el cirujano (probablemente durante varias semanas).

Es posible que nos se dejen tubos de drenaje pegados a las mamas que nos serán retirados al cabo de unos tres días.

La mayoría de las molestias se controlan bien, aunque el dolor debe disminuir en algunas semanas.

Riesgos de la cirugía

Los riesgos de la cirugía de levantamiento de senos son:

  • Incapacidad para amamantar a un bebé después de la cirugía.
  • Cicatrices grandes que tardan mucho tiempo en sanar.
  • Pérdida de la sensibilidad alrededor de los pezones.
  • Una mama que es más grande que la otra (asimetría de las mamas).
  • Posición desigual de los pezones.
Aumento de Pecho.

Aumento de pecho

El aumento de pecho es una de las peticiones quirúrgicas más solicitadas por las mujeres. La mamoplastia de aumento (nombre técnico del procedimiento), es un procedimiento quirúrgico enfocado a mejorar el tamaño y la forma del pecho de la mujer.

El aumento de pecho no corrige senos caídos, para ello es necesario realizarse un levantamiento de senos junto con el agrandamiento. El levantamiento y el agrandamiento de pechos pueden realizarse en forma simultánea muchas veces, pero puede ser necesaria una intervención aparte.

Respecto a las prótesis, es importante diferenciar entre los actuales implantes de gel cohesivo o suero salino y los antiguos implantes de aceite de silicona. Estos últimos deben cambiarse a los 10 años.

La duración no es para toda la vida, depende mucho de cada persona, pueden durar entre 15 y 20 años, y es necesario llevar al menos un control anual de los implantes.

Los fabricantes de implantes mamarios ofrecen garantía, algunos de por vida. Pero garantía de por vida no significa que los implantes no se rompan, tan solo quiere decir que el fabricante se compromete a reemplazar los implantes rotos por otros iguales o de similares características, no significa que sus implantes sean irrompibles e inalterables.

¿Es lo adecuado para ti?

El aumento de pecho es un procedimiento personal y, debe tomarse por nosotras mismas, no para satisfacer los deseos de otra persona o para tratar de ajustarse a algún tipo de imagen ideal.

El aumento de pecho es una buena opción si:

  • Gozas de buena salud.
  • Tus expectativas son realistas.
  • Sus senos se han desarrollado por completo.
  • Piensas que tus senos son demasiado pequeños y quieres mejorar tu silueta.
  • Por pérdida de forma y volumen de sus pechos después de un embarazo, por bajada de peso o por efecto de la edad.
  • Tus pechos tienen formas o tamaños diferentes entre sí.
  • Alguno de tus pechos no se desarrolló con normalidad.
  • Como un procedimiento reconstructivo tras cirugía de la mama.

¿Cómo elegir el tamaño adecuado?

Algunas mujeres ya operadas de aumento de pecho, deciden volver a operarse para cambiar el tamaño de los implantes por descontento con el tamaño alcanzado (por lograr un mayor aumento o porque el aumento ha sido excesivo).

Previamente ten claro lo que quieres y qué deseas conseguir, luego escucha los consejos del cirujano, aunque es una decisión difícil, ya que en ocasiones palabras como “mucho”, “poco”, o “aspecto natural” pueden tener muchas lecturas. Si tu cirujano no te dedica suficiente tiempo o te realizan la entrevista por teléfono o por internet, descarta a ese cirujano.

Muchos cirujanos plásticos ofrecen a sus pacientes “probarse los implantes mamarios” para ello disponen en la consulta de un muestrario con varios tamaños. La mujer se coloca los implantes dentro del sujetador y comprueba el efecto visual que producen. Es algo aproximado, pero sirve como orientación.

Existen programas informáticos de “cirugía virtual”, que bien utilizados pueden ofrecer una aproximación al resultado final. Algunas mujeres llevan fotografías de modelos al cirujano plástico.

La intervención

Si deseas realizarte algún tipo de intervención quirúrgica, es muy importante que lo realices siempre en un Centro Médico de renombre, nunca vayas a un edificio de oficinas o similar, nunca dirías aquello de: “voy a operarme del cerebro en el doctor del 3º Bloque A”, ¿verdad?

La cirugía de mamas se realiza en un quirófano bajo anestesia general, dentro de una clínica u hospital. Suele ser preciso el ingreso, dándose el alta al día siguiente.

Este tipo de cirugía dura entre 1 y 2 horas y se realiza en un quirófano . La intervención comienza con una pequeña incisión que suele realizarse alrededor de la areola o en el surco mamario. Posteriormente, se crea un bolsillo donde se coloca la prótesis debajo del musculo pectoral, o en su defecto debajo del tejido mamario.

Después de la cirugía

Tras la intervención, debes contar con la ayuda de un acompañante o familiar para ayudarte durante un par de días. La mayoría de las molestias se controlan bien, aunque las mamas pueden doler de 3 a 5 días y lo asemejaremos a un dolor parecido a las agujetas. Después deberás vestir un sujetador especial durante el tiempo necesario que te indique el médico.

Riesgos de la cirugía

La cirugía de aumento de pecho es una técnica segura, sin embargo, como en cualquier operación siempre pueden existir complicaciones y riesgos asociados, como es la contractura capsular (ocurre cuando la cicatriz interna que se forma alrededor del implante se contrae en exceso, haciendo que la mama se vuelva más dura).

Otras complicaciones posibles son el hematoma producido tras la cirugía que sólo en casos concretos precisa de una nueva intervención para eliminar la sangre acumulada, o infección alrededor de la prótesis en las primeras semanas después de la cirugía.

Es extraordinariamente infrecuente que las prótesis pueden romperse, haciendo que el contenido salga fuera de su cápsula, en cuyo caso, sería necesario una nueva intervención para reemplazar la prótesis afectada.

Abdominoplastia

La Abdominoplastia

La abdominoplastia  es un procedimiento quirúrgico de reconstrucción de la pared abdominal, para ello se elimina el exceso de piel, de grasa y se rectifica la tensión de los músculos de la pared abdominal con el objetivo final de remodelar el abdomen.

Este procedimiento suele reducir drásticamente el aspecto abombado del abdomen (la tripa o barriga), pero a cambio, deja una cicatriz permanente que, dependiendo de la extensión del problema original y de la cirugía requerida para corregirlo, puede ser más o menos larga.

La cirugía de abdominoplastia, además elimina la flacidez. Hay muchas causas que ocasionan la flacidez, originada por la distensión de los músculos de la pared abdominal. Los casos más comunes son los embarazos o de una obesidad prolongada en el tiempo.

Muchos pacientes combinan esta cirugía con la liposucción de los flancos para obtener un mejor resultado.

Además, es importante tomar en cuenta que querer realizarse este procedimiento no es suficiente, ya que un candidato a abdominoplastia debe cumplir ciertos criterios para contar con más posibilidades que todo el proceso salga bien, criterios tales como:

  • Tener un estado de salud en general bueno.
  • Tener flacidez o piel floja en el abdomen.
  • Tener expectativas posibles para la cirugía.
  • Tener fuerza de voluntad para conservar los resultados luego de la cirugía.

Si deseas realizarte algún tipo de intervención quirúrgica, es muy importante que lo realices siempre en un Centro Médico de renombre, nunca vayas a un edificio de oficinas o similar, nunca dirías aquello de: “voy a operarme del cerebro en el doctor del 3º Bloque A”, ¿verdad?

¿Cuánto tiempo dura la intervención?

En la abdominoplastia el tipo de anestesia más empleado es la anestesia general (con todos los riesgos que ello conlleva), durante la cual estará dormido hasta que finalice la cirugía. En algunos casos, se puede emplear anestesia local más sedación, de manera que durante la cirugía el paciente estará despierto pero relajado.

Una abdominoplastia completa suele durar entre 2 y 4 horas, dependiendo de la cantidad de corrección necesaria. La abdominoplastia se realiza a través de una incisión larga de una cadera a la otra, justo encima del pubis. Se realiza una segunda incisión alrededor del ombligo, para poder separarlo de los tejidos de alrededor.

¿Cómo es el Post-operatorio?

Durante los primeros días el abdomen suele estar algo inflamado y pueden notarse algunas molestias o dolor que se controla con medicación. A pesar de que al principio no deba estirarse del todo, se deberá comenzar a caminar tan pronto como sea posible aunque es recomendable no realizar grandes esfuerzos.

Puede llevar de unas semanas a unos poco meses el volver a sentirse como antes. Si su estado físico previo a la cirugía es bueno, incluyendo una musculatura abdominal fuerte, la recuperación después de la abdominoplastia será más rápida. Algunas personas vuelven a su trabajo en unas 2 semanas, mientras que otras precisan 3 ó 4 semanas de reposo y recuperación.

Maquillaje de labios

Maquillando los labios

Los labios son más fáciles de maquillar que los ojos, y su resultado es esencial ya estén resaltados con colores fuertes y vivos o simplemente complementen a unos maravillosos ojazos.

Antes del maquillaje es recomendable que los exfolies si están resecos o agrietados.  La forma más sencilla es con la boca limpia y sin maquillar, seleccionar un cepillo de dientes viejo que ya no uses, lavarlo enérgicamente y realizar leves movimiento circulares por toda la boca.

Los labios no se verán bonitos si no están bien hidratados. Así que antes de empezar a maquillarlos aplica un bálsamo labial hidratante y masajéalos de forma suave.

Los productos necesarios son: lápiz, brillo y por supuesto una barra o colores de labios.

El color es mejor que lo escojas según tus gustos, sólo recuerda que si resaltas los ojos los labios deberán de tener un color más apagado.

Los tonos más favorecedores suelen ser los relacionados con la tonalidad natural del labio.

Si quieres que parezcan más gruesos, elige labiales con textura cremosa y de colores claros mejor que oscuros, aportarán sensación de grosor y brillo. Los tonos rosados, naturales y melocotones son estupendos para resaltar la belleza de tus labios y estar radiante.

Aplicación:

  • Empieza con una base de polvos o fondo transparentes como adhesión.
  • Es importante aplicar el delineador labial antes de pintar, seleccionando el color de lápiz más parecido al tono que hayas escogido de labial. No los perfiles con la barra. Empieza por el centro y sigue hacia fuera hasta los bordes.
  • Fíjate que los dientes no queden manchados.
  • Para que el color dure más, seca los labios con un tisú y vuelve a aplicar barra de labios.
  • Ahora añade brillo para convertirlo en un color transparente.