Fondo de maquillaje

El fondo de maquillaje

Lo primero que hemos de aplicar es el fondo. El fondo de maquillaje es el producto más personalizado de todos. El color, el tipo y las necesidades de la piel dictan la elección, cualquiera de estos factores puede cambiar con el tiempo, lo que llevará a tener que cambiar de base.

Por ejemplo, en verano la piel tiene un tono diferente al que tiene en invierno, lo que nos obliga a usar otro tono. Resumiendo, el tono del fondo de maquillaje tiene que ser lo más similar al color de piel que posea el sujeto, para ello haz una prueba aplicando el fondo con luz natural sobre la cara y NO sólo sobre las manos. Si dudas entre varias tonalidades escoge la más cálida o la ligeramente más oscura. Si desaparece en la cara, entonces es el color correcto.

Elige fondos basados en el amarillo, incluso si tiene el sujeto el cutis con matices rosas, el amarillo te ayudará a neutralizarlos. Ten en cuenta que son los labios y el colorete lo que proporciona color al rostro, y no el fondo.

Existen cuatro tipos principales de fondo:

  • Líquido: Es el más popular y cómodo de usar.
  • Crema: Espeso y más opaco, ofrece una cobertura impecable. Recomendado para pieles maduras o problemáticas.
  • Hidratante coloreado: Es el más transparente de todos. Al hidratar y maquillar a la vez es recomendable para gente con vida muy activa o personas que no necesiten mucha cobertura.
  • Húmedo/seco: También llamados polvos de doble acabado, son una combinación de fondo y/o polvos. Es una buena alternativa a los líquidos a base de agua para pieles grasas.

Y ahora vamos a aplicarlos:

  • Raras veces es necesario aplicar fondo sobre la cara entera, aplícalo allí donde sea preciso con la yema de los dedos o con una esponja. Controla su transparencia difuminando y esparciendo.
  • Con una esponja ligeramente humedecida deslízala sobre la piel para ayudar a diluir el fondo y obtener una cobertura transparente.
  • Si tienes un área problemática y/o rojeces, corrígela con una segunda capa adicional sobre la zona.
  • Si tienes que aplicar el fondo en toda la cara, difumínalo sobre la mandíbula para evitar líneas indiscretas, y asegúrate que el maquillaje está bien difuminado en la línea del cabello.
  • Si existen rojeces y manchas oscuras sobre los párpados aplica también fondo. Dará un aspecto más limpio y fresco a los ojos.
Útiles de maquillaje

Principales útiles para el maquillaje

Ya posees la mejor herramienta para maquillar de todas: las yemas limpias de los dedos (si no están limpias, ¡lávatelas! y si tienes manos ásperas, usa crema hidratante para las manos de forma regular).

Las yemas son difuminadores perfectos y llegan a lugares difíciles, como alrededor de la nariz. Se suele usar el dedo anular porque es más débil y en consecuencia más suave que los demás.

Después vienen las brochas y los pinceles, son imprescindibles; necesitaras varios modelos.  Los Pinceles fundamentales son los siguientes:

  • Brocha para colorete: Redonda y esponjosa para evitar las temidas rayas.
  • Brocha para polvos: Brocha grande para cubrir la máxima superficie.
  • Pinceles para sombra de ojos: Pequeños, medianos y grandes. Que sean cuadrados y con cerdas de longitud mediana para mayor control.
  • Cepillo de cejas para peinar cejas rebeldes. Un cepillo de dientes puede igualmente servir.
  • Horquillas para recoger el pelo mientras se aplica el maquillaje, así no se manchará ni estorbará.
  • Pincel para labios.
  • Pañuelos suaves de papel para corregir las equivocaciones y para quitar rímel acumulado en el aplicador.
  • Un sacapuntas para los lápices perfiladores.
  • Esponjas. Una esponja triangular tiene la ventaja de adaptarse perfectamente a los rincones, como el borde interior del párpado.

Aunque pueda parecer un desembolso algo fuerte, con los debidos cuidados tanto las brochas como los pinceles de calidad duran mucho tiempo. Además, aquí tienes un pequeño truco: se encuentran pinceles y brochas de muy buena calidad en establecimientos de bellas artes, y suelen ser más baratos que los profesionales de maquillaje, sólo que sean de cerdas naturales.

Manten las brochas y pinceles limpios. Lávalos al menos una vez al mes con un champú suave, acariciando los pelos en una sola dirección. Aclara bien con agua y déjalos secar horizontalmente para que no pierdan cerdas. Si fuera necesario recorta ligeramente el borde y las cerdas separadas, pero recuerda que no vuelven a crecer, así que no te pases.

12 tips de maquillaje

12 Tips sobre maquillaje

El maquillaje es una habilidad que hay que aprender y, con práctica, podemos hacer de él un gran aliado para la seducción.

Veamos unos consejos:

1.- La mayor virtud de un buen maquillaje es que no se note.

2.- Menos es siempre más.

3.- Comienza a maquillarte siempre con la menor cantidad posible de producto y añade más sólo si es necesario.

4.- No hay reglas mágicas ni infalibles, cada rostro es diferente y también lo es cada forma de maquillarse. Sigue tus preferencias o simplemente experimenta.

5.- Ten siempre la cara limpia antes de maquillarte, para ello es aconsejable que apliques crema hidratante un par de horas antes del comienzo del maquillaje.

6.- El maquillaje no es cirugía. No intentes remodelar el rostro, limítate a resaltar lo mejor de él y a disimular los defectos. Fija un único punto de atención, es decir, si lo que deseas es resaltar tus ojos, resáltalos lo mejor posible con el maquillaje, y el resto que sea discreto, si deseas resaltar los labios, pues lo mismo. La idea es que no exista una “lucha” en la imagen resultante sobre qué elemento llama más la atención.

7.- Difumina, difumina y difumina. Que sólo sea perceptible su efecto, no los productos. Busca y elimina todos los indicios de bordes.

8.- El maquillaje se quita con agua y jabón, así que si no te gusta el resultado no dudes en probar algo diferente. Si te equivocas, lavado y vuelta a empezar.

9.- Estudia las áreas problemáticas: Las zonas de debajo de los ojos y al rededor de la nariz suelen ser los grandes “caballos de batalla”. También es buena idea aplicar una capa de brillo natural sobre los labios para mantenerlos flexibles y preparados para el color.

10.- Fíjate en los ojos, si tienen algún síntoma de rojez aplica unas gotas de colirio ANTES del maquillaje, hacerlo posteriormente podría tener un efecto desastroso.

11.- Busca una luz natural al lado de una ventana. Si ha de ser con luz artificial comprueba cómo queda el maquillaje con luz natural.

12.- Ten en cuenta una imagen global. Hasta cierto punto, un maquillaje básico deberá adaptarse a la ropa que lleva y al ambiente.