Ghosting

“Ghosting”, desapareciendo de tus redes

Ghosting es una palabra inglesa que suele traducirse como “hacerse el fantasma”. Quizás hayas sufrido esta situación. Conoces a alguien, intercambias números de teléfono, direcciones de Facebook, tienes varias citas, empiezas una relación, todo parece ir bien y de repente… silencio, se esfuma como un fantasma, sin previo aviso, desaparece de tu vida.

El ghosting es una tendencia en el mundo de las citas y las amistades que está tomando un preocupante auge impulsada por las nuevas tecnologías.

Muchas personas evitan tener que decir cara a cara que lo que quieren es romper la relación, les basta con solo bloquear a la otra parte en todas las redes sociales, WhatsApp e ignorar sus llamadas para así no tener que decírselo en persona.

El acabar una relación de la noche a la mañana, cortando todo tipo de comunicación, no es nada nuevo, en España se conoce de toda la vida como el típico “me voy a por tabaco”, simplemente, las nuevas tecnologías lo pone más fácil, porque en una época en la que muchas relaciones de pareja empiezan a través de páginas de internet y de aplicaciones para teléfonos móviles, el ghosting es algo a lo que cada vez más personas deben enfrentarse.

Sherry Turkle, profesora en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) especializada en relaciones sociales en entornos tecnológicos, hace hincapié en lo peligroso que es este hábito en los adolescentes: “Se están acostumbrando a la idea de contactar con alguien y no recibir respuestas, lo que tiene serias consecuencias, empiezan a creer que es algo normal y que podemos tratarnos a nosotros mismos y a otros como si no debiéramos tener sentimientos en este contexto. Y entonces ves que hay un descenso de empatía“, lamenta.

Pero el ghosting no sale “gratis” a ninguna de las partes implicadas, quien lo sufre tiene que afrontar todas las respuestas que le asalten a la mente para intentar poner un sentido a esa ruptura, sufriendo daños emocionales y en la autoestima.

Quien lo ha practicado, si la relación estaba consolidada, deberá enfrentarse a remordimientos y al sentimiento de culpa por no haber sido capaz de enfrentarse a la situación de una forma más valiente, cara a cara.

Lo realmente preocupante del ghosting es que se está trivializando tanto, que ya existen aplicaciones como Ghostbot, una Apps preparada para hacer el trabajo sucio por ti, de forma que hace uso de inteligencia artificial (IA) para responder de forma automática a la persona a la que se desea evitar con excusas aleatorias, para que el receptor de los mismos capte la indirecta. Según sus creadores, crearon la herramienta con el fin de huir de acosadores y de quienes envían mensajes ofensivos, pero es fácil ver que puede aplicarse sin problemas para llevar a cabo ghosting.

Por favor, trata a los demás como quieres que te traten a ti. No caigamos en la tentación fácil de hacer uso del ghosting.

La Ballena Azul

La Ballena Azul

La Ballena Azul es un juego destructivo promovido por parte de una de las denominadas “comunidades peligrosas” denominada “la Ballena Azul”, cuyo nacimiento se atribuye en Rusia habiéndose detectado casos de adeptos en América Latina.

La ballena azul se basa en un juego de 50 retos en 50 días, el cual debe de jugarse desde grupos que se crean a través de redes sociales y que, desde el mayor de los secretismos, invita a sus inconscientes jugadores a superar una serie de pruebas cuyo final no será otro que terminar con su propia vida.

Ésta práctica macabra se organiza y difunde por las redes sociales, como Facebook y Twitter, pero también por el sistema de mensajería gratuito como Whatsapp, mediante grupos privados.

Los jóvenes piden entrar en el juego, donde los denominados ‘cuidadores’ van dando las instrucciones y piden fotografías para demostrar que han cumplido cada uno de los retos. Entre las reglas del juego también está la de borrar las conversaciones con los que dirigen el juego, lo que complica el trabajo policial.

Las primeras pruebas pueden ser sencillas e inocuas, como comer huevos, no hablar durante una jornada o realizar dibujos en un papel. Poco a poco, se va incrementando la dificultad y su peligro: pasar una noche sin dormir, viendo películas de miedo, autolesionarse, ir a una estación de tren y ponerse frente a las vías cerca de los vagones cuando pasa un tren…y así cada vez con mayor peligro.

Es más, la última prueba, la número 50, sencillamente indica: “Salta desde un edificio alto. Quítate la vida.”

Los responsables de este juego, o comunidades similares, suelen ser expertos en ingeniería social, teniendo la capacidad de llegar manipular sus víctimas gracias a la información que previamente han recabado de ellos a través de sus perfiles en redes sociales. Información que posteriormente puede ser utilizada también para amenazar a los menores para evitar que dejen la actividad sin el consentimiento de la persona que les está manipulando.

Aunque ya se han identificado algunas personas detrás de estas redes, hay una gran mezcla de nacionalidades, lo que dificulta el trabajo de la policía.

El Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil nos recomienda las siguientes pautas específicas para La Ballena Azul:

  • Comprobar si los usuarios con quien contactan, por medio de redes sociales o cualquier tipo de mensajería, son realmente personas conocidas y apropiadas para mantener un contacto con el menor.
  • Comprobar igualmente si los grupos que frecuente en redes sociales, o se encuentre agregado, están constituidos por personas conocidas.
  • Detectar si muestran autolesiones, comportamientos extraños, o alteraciones alimentarias o relacionadas con la falta de sueño, algunos de los retos a superar están marcados para realizarlos a las 4:20h.
  • Inculcarles sobre el peligro de citarse con personas que conocieron a través de la red.
  • Observar si realiza dibujos extraños relativos a una ballena o cualquier otro símbolo que pudiera llamarnos la atención.

Recuerda, la protección de nuestros hijos también debemos llevarla a cabo ayudándoles en su día a día a través de Internet.

Cena de Navidad de Empresa

13 Consejos para mantener intacta la dignidad tras una Cena de Empresa

Se aproximan las navidades y con ellas llegan las compras y ese acontecimiento llamado: “Cena de Navidad de Empresa”. Te guste o lo odies suele ser prácticamente ineludible.

Las cenas de empresa suelen ser eventos en los que el alcohol suele campar con demasiada libertad y sin miramientos, y luego puede que acabes arrepintiéndote de algo.

Veamos algunas formas de sobrevivir a la cena manteniendo intacta la dignidad:

1.- Ten claro que las fiestas de empresa no dejan de ser parte de nuestro trabajo, y la cena de navidad no es una excepción, es una reunión de trabajo más con nuestros compañeros y jefes.

2.- ¿Cómo me visto? Como evento empresarial que es, ve guapa y elegante, no te pases de sexy, mejor ir discreta que llamar demasiado la atención.

3.- Ve en Taxi. Es fácil que bebas el suficiente alcohol como para dar positivo en algún control…ahórrate la multa y el disgusto.

4.- Acude solo, es de tu empresa, no es necesario involucrar a tu pareja en ella.

5.- A la hora de sentarte hazlo junto con los compañeros con los que te lleves mejor, y aléjate si puedes de tus superiores, resultará todo más llevadero y natural.

6.- No hables de temas conflictivos de ningún tipo, y mucho menos si tienen que ver con la empresa. Busca no complicarte la vida.

7.- Prohibido emborracharse. Bebe sólo lo imprescindible para brindis y si acaso poco más.

8.- Escoge platos fáciles de comer de forma educada, y no te atiborres.

9.- Baila de forma recatada y tranquila. Explotar tu sensualidad o demostrar tus dotes de baile es para otros momentos.

10.- No cantes si realmente no se te da bien. Deja esas dotes para disfrutarlas con los amigos.

11.- Cuidado con lo que cuelgas tu o cualquier otro de tus compañeros en redes sociales, procura salir en las fotos o en los vídeos de forma correcta, lo verá mucha gente, quizás quien no te convenga que te vea de forma poco “profesional”.

12.- No es el mejor momento ni lugar para ligar o buscar una relación…mejor para otra oportunidad, aunque eso no significa que aproveches para entablar amistad con esa persona del trabajo que tanto te atrae…pero hazlo de forma muy discreta, que no se note.

13.- Márchate pronto. Quedarás bien y podrás dormir algo más para retomar el trabajo al día siguiente.