Sexo del bebé

El sexo del bebé

Muchas parejas preguntan sobre qué pueden hacer para influir en que el sexo del bebé tenga más probabilidades de ser niño o niña, incluso podrás encontrar vídeos con consejos e incluso ejercicios en los que su credibilidad se fundamenta en que tienen un 50 por ciento de probabilidades de acertar, o lo que es lo mismo, no son más que cuentos para logra publicidad.

El sexo de un bebé lo determina el cromosoma aportado por el espermatozoide que logra fecundar el  óvulo, es decir, lo establece el padre”.

El sexo del bebé: 50 por ciento de probabilidades

Las células reproductivas humanas (conocidas como gametos) tienen la peculiaridad de contener la mitad de los cromosomas de una célula normal, que son de 46 cromosomas. Tanto el óvulo como el espermatozoide contienen 23 cromosomas, de los cuales uno determina el sexo.

El óvulo siempre tiene un cromosoma X, mientras que en el caso de los espermatozoides puede ser un cromosoma X o un cromosoma Y. Si el espermatozoide contiene un cromosoma X, la unión de cromosomas XX dará como resultado una niña, mientras que si el espermatozoide contiene un cromosoma Y, la unión de cromosomas XY dará como resultado un niño.

La única evidencia contrastada es que no existe posibilidad de mejorar ese 50 por ciento de probabilidades existentes hacia un sexo u otro por más malabarismos, posturas sexuales o ritos que alguien os diga o comente.

Sed padres si es lo que estás queriendo ser y disfrutad de vuestros hijos, sean del sexo que sean.

Lactancia materna

Importancia de la lactancia materna

Debemos comprender la importancia de la lactancia materna y cuáles son sus beneficios, ya que la leche de la madre es el alimento más adecuado y natural para el bebé durante los primeros meses de vida y se adapta en cada momento a sus necesidades.

Se recomiendan la alimentación exclusiva del lactante con leche materna hasta al menos los 6 primeros meses. Después, si se desea, puede complementarse progresivamente con otros alimentos hasta los 2 años o más”.

Beneficios de la lactancia para el niño

De forma resumida podemos decir que la leche materna contiene los nutrientes perfectos, es de fácil digestión para el lactante, protege contra las infecciones, es gratuita para la madre, está lista en el momento en que el bebé lo necesita y favorece el vínculo afectivo.

Además contiene las enzimas apropiadas que facilitan el establecimiento de una flora bacteriana bífida que protegerá el aparato digestivo del lactante incluso en su vida adulta, contiene endorfinas que producen relajación y sueño, hormonas y muchos otros componentes beneficiosos.

Uno de los beneficios más importantes de la lactancia materna es su poder inmunológico, llegándose a considerar la primera vacuna que recibe el bebé.

Los niños amamantados experimentan un mayor aumento de peso y talla durante los 3 primeros meses de vida y son más delgados.

Beneficios de la lactancia para la madre

Los principales beneficios para la madre son:

  • Mejora la recuperación tras el postparto, acelera la recuperación del útero y además protege frente a la anemia después del parto.
  • Moviliza las grasas de reserva acumuladas durante el embarazo, especialmente alrededor de los muslos y de las nalgas, favoreciendo la recuperación de la silueta.
  • Incrementa el vínculo psicológico entre madre e hijo.
  • Induce a la relajación materna gracias a las hormonas que se segregan durante el amamantamiento.
  • Mejora la autoestima materna.
  • Reduce las necesidades de insulina en madres diabéticas y normaliza antes el metabolismo de las madres que han tenido diabetes gestacional.
  • Disminuye el riesgo de cáncer de mama post-menopáusico, cáncer de ovario.
  • Disminuye fracturas de cadera y espinales por osteoporosis en la post-menopausia.

Embarazo

La alimentación durante el embarazo

La alimentación durante el embarazo debe ser equilibrada, variada y saludable, como es nuestra dieta mediterránea. Si tu alimentación suele ser desordenada y algo caótica, te insto a que leas nuestro post sobre “saber comer”.

Durante la gestación debemos cubrir tanto las necesidades propias de la mujer como satisfacer las exigencias nutritivas debidas al crecimiento fetal, pero eso no significa que “debamos comer por dos”, no, significa alimentarnos correctamente, seguir las recomendaciones alimentarias que nos transmitan los facultativos y no atiborrarse de alimentos muy calóricos por tener constantes “antojos”.

Es muy importante tanto para la salud de la mujer como para su autoestima una vez acabado el periodo de embarazo y haber dado a luz, esforzarnos en que el aumento de peso materno no supere a los 10 a 12 Kg en toda la gestación.

Recomendaciones alimentarias

■ Suspender inmediatamente cualquier dieta específica para adelgazar.

■ Cocinar los alimentos, como la carne o el pescado, a la plancha, al horno, hervidos o al vapor, sobre todo si existe un aumento de peso excesivo.

■ Aumentar de forma moderada el consumo de frutas, verduras, pan, con preferencia integral, arroz, pasta y legumbres.

■ Tomar entre medio y un litro de leche al día, preferiblemente desnatada, o su equivalente en yogur o queso fresco (un vaso de leche = 2 yogures = 80 grs de queso fresco).

■ Reducir el consumo de los alimentos con excesiva cantidad de grasa de origen animal, como tocino, mantequilla, embutidos, etc.

■Reducir el consumo de los alimentos con mucho azúcar, como pasteles, dulces, especialmente aquellos prefabricados, caramelos, chocolate, etc.

■ Reducir el consumo de sal.

■ Fraccionar las comidas en 5 tomas para facilitar la digestión.

■ Consumir comida fresca o congelada, en vez de conservas y productos precocinados.

■Evitar tomar carnes poco hechas o curadas (como el jamón serrano) por el riesgo de toxoplasmosis .

 

Embarazo

Sustancias nocivas durante el embarazo

Durante el embarazo debemos evitar el consumo de sustancias nocivas que puedan interferir y provocar daños al feto durante la gestación. Veremos un pequeño listado de las sustancias de consumo más usuales que debemos dejar de consumir.

Sustancias nocivas a evitar

Cafeína. Las investigaciones no revelan datos de que la cafeína aumente el riesgo teratógeno o reproductivo. De todas formas, en tanto no se obtengan datos concluyentes, es recomendable moderar o eliminarla de la dieta mientras dure la gestación.

Tabaco. Se ha relacionado con recién nacidos de bajo peso y pretérminos. Parece ser que disminuye el flujo sanguíneo y el volumen plasmático uteroplacentario. Es más frecuente identificar placentas envejecidas en las fumadoras. Si quieres ser madre o te has quedado embarazada, deja de fumar.

Alcohol. El mayor riesgo al que están expuestos los recién nacidos de madres bebedoras habituales es el síndrome alcohólico fetal cuya repercusión más importante es la alteración neurológica que produce retraso mental, además de esto, también es frecuente observar en estos niños, retraso en el crecimiento, problemas auditivos y rasgos faciales típicos.

El consumo moderado de alcohol se ha relacionado con bajo peso al nacer y algunos trastornos neurológicos como déficit en la atención y en la concentración.

El mayor problema que se presenta es que no se sabe cual es el límite a partir del cual, el alcohol empieza a ser teratógeno, por tanto, la recomendación es eliminar el alcohol completamente. No hay excusas, en los comercios existen bebidas 0,0% para quitarnos el gusanillo y tomar una cerveza bien fresca. Ojo, las “Sin alcohol” contienen un poco de alcohol, bajo, pero contiene, y la diferencia con las 0,0% en el sabor es imperceptible. Consumo cero de alcohol.

Cocaína. Si las drogas ya son peligrosas y desaconsejadas de por sí para cualquier persona, en las mujeres embarazadas aumenta el riesgo de hipertensión en el embarazo, desprendimiento prematuro de placenta, crecimiento intrauterino retardado, parto pretérmino, asfixia fetal y muerte prenatal. Sencillamente, drogas y maternidad no son compatibles.

Embarazo

Cuidados durante el embarazo

Los cuidados durante el embarazo ayudarán a pasar por esta etapa de forma sana y más segura tanto para la madre como para el bebé. Debemos ser escrupulosas con el cumplimiento de aquellas indicaciones que nos realice nuestro médico.

A continuación vamos a desglosar algunos de los consejos que toda gestante debe practicar:

Higiene

En el embarazo hay que prestar especial atención a la higiene bucal y de los genitales, por el contrario, además de ducharnos de forma diaria.

La higiene bucal tiene gran importancia para evitar sobre todo la hipersensibilidad e hipertrofia gingival. Es recomendable someterse a una evaluación odontológica al comienzo del embarazo y utilizar cepillos dentales de dureza media o blanda y de cabeza pequeña, acompañados de enjuagues bucales.

En cuanto a la higiene íntima, al aumentar el flujo vaginal en el embarazo, la mujer tendrá sensación de humedad, lo que la obligará a asearse con más frecuencia, es aconsejable que se realice sólo una vez al día con agua y jabón y el resto de veces sólo con agua para evitar resecar en exceso la zona, dejando la zona bien seca. No se deben hacer lavados vaginales.

El cuidado de las mamas adquiere especial relevancia en la segunda mitad del embarazo, ya que puede iniciarse la producción de calostro. En este caso, no se deben manipular los pezones para extraerlo, sino, simplemente, limpiarlos y mantenerlos secos para evitar excoriaciones.

Vestido y calzado

La ropa no debe comprimir el abdomen, para ello es recomendable hacer uso de tejidos elásticos y ropa holgada. También deben evitarse medias o cualquier tipo de bandas apretadas en las piernas, ya que dificultan el retorno venoso.

Las fajas de maternidad no son necesarias en la mayoría de las mujeres, a veces las utilizan deportistas que continúan con su programa de ejercicio durante el embarazo. El sujetador debe recoger con efectividad y tener tirantes anchos y no elásticos y la copa debe abarcar todo el tejido mamario, son muy recomendables los de tipo deportivo, por la comodidad que aportan.

El calzado debe ser cómodo, no se aconseja ni el tacón alto ni los zapatos planos; lo más recomendable es el calzado con tacón bajo y ancho.

Viajes

No deben restringirse los viajes si no existen complicaciones médicas. Si el destino es un lugar exótico que implique vacunaciones y tener múltiples cuidados higiénicos y alimenticios durante la estancia, mejor consultar previamente a tu médico.

Aquellos viajes con desplazamientos largos sí que pueden resultar muy agotadores y agravar algunos problemas del embarazo (varices, edemas maleolares…). Es aconsejable efectuar paradas cada dos horas aproximadamente para caminar si es en un vehículo o hacerlo en el pasillo del avión en vuelos.

En vehículos, debemos hacer uso del cinturón de seguridad de tres puntos, es decir, el que incluye el cinturón abdominal y transtorácico, ajustando el primero a la zona más baja del abdomen.

Actividad/reposo

El ejercicio moderado durante el embarazo ayuda a conservar la condición física y el tono muscular, mejora el sueño, alivia la tensión, ayuda al control del peso y mejora la función intestinal.

La actividad física más beneficiosa para la embarazada es aquella que sea rítmica, moderada y aeróbica en la que participen grandes grupos musculares como natación, atletismo, ciclismo, o simplemente, caminar a buen ritmo.

Se deben evitar los deportes de alto riesgo y los de contacto (paracaidismo, surfing, montañismo, rugby, baloncesto…).

Podemos practicar ejercicio físico hasta el final del embarazo, si el mismo evoluciona de forma normal; teniendo en cuenta la regulación de la intensidad del ejercicio conforme avance el embarazo.

En cuanto al reposo, es muy importante para la salud física y emocional. Procura dormir al menos durante ocho horas, sobre todo en el primer y tercer trimestre, sin embargo dedicar tiempo al reposo suele ser difícil.

Actividad sexual

Durante el embarazo, los cambios hormonales y todo lo que conlleva la gestación puede provocar cambios en el deseo y la respuesta sexual, así como por miedos y preocupaciones. Aunque si el embarazo no es de riesgo, podremos disfrutar de nuestra vida sexual sin limitación durante todas las etapas del embarazo.

Higiene postural

Es primordial el uso correcto de la postura y mecánica corporal durante la gestación.

No debemos curvar la espalda para levantar objetos, sino flexionar las rodillas, tener las piernas ligeramente separadas, apoyar los dos pies en el suelo y mantener el peso cercano al cuerpo.
Estos mismos principios de mecánica corporal los aplicaremos al sentarnos y levantarnos de una silla, realizando tareas domésticas, al agacharnos…

Fármacos y vacunas

No podemos ingerir ningún tipo de fármaco o vacunarnos sin consultar previamente con el facultativo.

La etapa de mayor riesgo para el feto es el primer trimestre, que es cuando se produce la organogénesis y, por tanto, la mayor preocupación son los defectos estructurales.