Lactancia materna

Importancia de la lactancia materna

Debemos comprender la importancia de la lactancia materna y cuáles son sus beneficios, ya que la leche de la madre es el alimento más adecuado y natural para el bebé durante los primeros meses de vida y se adapta en cada momento a sus necesidades.

Se recomiendan la alimentación exclusiva del lactante con leche materna hasta al menos los 6 primeros meses. Después, si se desea, puede complementarse progresivamente con otros alimentos hasta los 2 años o más”.

Beneficios de la lactancia para el niño

De forma resumida podemos decir que la leche materna contiene los nutrientes perfectos, es de fácil digestión para el lactante, protege contra las infecciones, es gratuita para la madre, está lista en el momento en que el bebé lo necesita y favorece el vínculo afectivo.

Además contiene las enzimas apropiadas que facilitan el establecimiento de una flora bacteriana bífida que protegerá el aparato digestivo del lactante incluso en su vida adulta, contiene endorfinas que producen relajación y sueño, hormonas y muchos otros componentes beneficiosos.

Uno de los beneficios más importantes de la lactancia materna es su poder inmunológico, llegándose a considerar la primera vacuna que recibe el bebé.

Los niños amamantados experimentan un mayor aumento de peso y talla durante los 3 primeros meses de vida y son más delgados.

Beneficios de la lactancia para la madre

Los principales beneficios para la madre son:

  • Mejora la recuperación tras el postparto, acelera la recuperación del útero y además protege frente a la anemia después del parto.
  • Moviliza las grasas de reserva acumuladas durante el embarazo, especialmente alrededor de los muslos y de las nalgas, favoreciendo la recuperación de la silueta.
  • Incrementa el vínculo psicológico entre madre e hijo.
  • Induce a la relajación materna gracias a las hormonas que se segregan durante el amamantamiento.
  • Mejora la autoestima materna.
  • Reduce las necesidades de insulina en madres diabéticas y normaliza antes el metabolismo de las madres que han tenido diabetes gestacional.
  • Disminuye el riesgo de cáncer de mama post-menopáusico, cáncer de ovario.
  • Disminuye fracturas de cadera y espinales por osteoporosis en la post-menopausia.