Violencia de Género o Violencia Machista

10 Formas de Violencia de Género Digital

La violencia de género digital ha llegado con el auge de las nuevas tecnologías de la información, el uso de los móviles, webs y redes sociales ha generado una nueva de violencia hacia la mujer, la que el maltratador realiza sobre los medios digitales de la mujer, su búsqueda es la dominación y el aislar socialmente a la víctima, por lo que puede englobase dentro del tipo de violencia social.

Una nueva iniciativa del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad trata de concienciar a los adolescentes sobre algunas situaciones digitales que son violencia de género, aunque ellos no lo sepan.

Con los hashstags #HaySalida y #FuerzaEnMiVoz se dará difusión a un vídeo dirigido a adolescentes y jóvenes que muestra diez formas de violencia de género digital que a veces no se perciben como tal.

La ministra, Dolors Montserrat, presenta esta nueva campaña contra la violencia de género en adolescentes y entornos digitales con el objetivo de que las menores se conciencien de que pueden ser víctimas de violencia machista sin ellas percibirlo como tal.

Diez formas de violencia de género digital

Estas son las 10 formas de violencia de género digital que denuncia la campaña:

  • Acosar o controlar a tu pareja a través del móvil.
  • Interferir en las relaciones de tu pareja en Internet con otras personas.
  • Espiar el móvil de tu pareja y pedir su contraseña.
  • Censurar las fotos que tu pareja publica y comparte en sus redes sociales.
  • Controlar lo que hace tu pareja en redes sociales.
  • Exigir su geolocalización.
  • Hacer que tu pareja te mande fotos íntimas.
  • Obligar a tu pareja a darte sus claves personales.
  • Obligar a que muestre conversaciones con otras personas.
  • Enfadarse por no responder inmediatamente a los mensajes.
Violencia de Género o Violencia Machista

Tipos de Violencia de Género

Podemos establecer que existen varios tipos de violencia de género claramente diferenciados: la física, la psicológica, la sexual, la económica, social y vicaria

Violencia física

En primer lugar, se encuentra la llamada violencia física que es aquella en la que la mujer es víctima de malos tratos que dejan huellas en su aspecto. Este sería el caso de golpes, empujones, patadas o cualquier lesión que el agresor cause ya sea con sus propias manos o con un objeto.

Violencia psicológica

En segundo lugar, está la violencia de género psicológica. Con ella, lo que el agresor busca es destruir la personalidad y autoestima de la mujer.

Entre la violencia psicológica que se utiliza se incluye:

  • La humillación intensa y continua.
  • Las amenazas de violencia física.
  • El control y vigilancia constante de las acciones de la mujer.
  • Los cambios de humor inesperados sin lógica.
  • La desaprobación continua, etc.

Violencia sexual

En tercer lugar está la sexual. En este caso, el hombre utiliza la coacción o a la amenaza para establecer relaciones sexuales no deseadas por la mujer.

Violencia económica

También se hace uso de la dependencia económica, haciendo lo posible para que la mujer no tenga acceso al trabajo o al dinero familiar para que así dependa de él.

Violencia social

Además, el agresor hará lo posible por aislarla socialmente para que su víctima se aísle de su entorno y no tenga contactos con nadie que pueda abrirle los ojos y ver la situación en la que se encuentra.

Violencia vicaria

En éste tipo de violencia se hace uso de los hijos amenazando, agrediendo e incluso matando a los hijos de la pareja con el propósito de dañar a la pareja o ex-pareja. Es a la mujer a la que se quiere dañar y el daño se hace a través de terceros.

Violencia de Género o Violencia Machista

Corto “Soy Ordinaria”

Con cruda naturalidad, la cineasta francesa Chloé Fontaine expone, en esta producción una situación cotidiana que no debería darse.

Es un duro cortometraje, especialmente por la naturalidad y cotidiano que puede llegar a ser. En él, una pareja tontea en la cama. Él propone ver una película ”Irreversible” de Gaspar Noé que narra una violación explícita a Monica Belluci en un pasaje subterráneo de Paris.

“Ay no, esa no. ¿Qué quieres, vomitar?”, protesta ella. Y él contesta: “Eres difícil de satisfacer”, “ya te taparás los ojos”. Pero antes, a él le apetece tener sexo con ella.

Ella: “No, no me apetece”, entre risas, pero firme. Él, completamente tumbado encima de ella, y molesto hace uso del chantaje emocional: “¿Qué pasa? ¿Ya no me quieres?”.

Soy ordinaria, en toda su crudeza, retrata una violación de pareja. Es una violación porque la relación sexual se produce aunque ella ha dejado muy claro que no quiere. No se mueve, se deja hacer, su cara refleja hartazgo y decepción.

Cuando el “NO” deja de ser suficiente para expresar una negativa, es necesario plantearse la existencia de un problema, especialmente cuando esto significa pasar por encima de la decisión de una persona.

El cortometraje francés “Soy ordinaria” (Je suis ordinaire), pretende concienciar partiendo de la siguiente premisa: «Si no te ofende es que eres uno de los dos».

Por tu bien y el de nuestra sociedad, espero que “ofenda” a la mayoría.

Violencia de Género o Violencia Machista

Qué es Violencia de Género

Se conoce por violencia de género o violencia machista a la coacción física o psíquica ejercida sobre una mujer para viciar su voluntad y obligarla a ejecutar un acto determinado.

La violencia de género afecta a las mujeres por el mero hecho de serlo, basándose en una situación de desigualdad, constituyendo un atentado contra la integridad, la dignidad y la libertad de las mujeres.

En 1993, la Organización de las Naciones Unidas-mujeres aprobó en Asamblea General una declaración de eliminación de la violencia contra la mujer, definiendo a ésta como cualquier acto de violencia por razones de sexo que tenga o pueda tener como resultado daños o sufrimientos físicos, sexuales psíquicos, incluyendo la amenaza de tales actos, la coacción o la privación de libertad.

La violencia de género contra las mujeres incluye entre otras conductas:

  • Malos tratos.
  • Agresiones físicas.
  • Mutilaciones genitales y sexuales.
  • Incesto.
  • Acoso sexual.
  • Abuso sexual.
  • Trata de mujeres.
  • Violación.
  • Prostitución forzada.
  • Explotación laboral.
  • Aborto selectivo por sexo.

Asimismo, considera que la violencia constituye un atentado contra el derecho a la vida, a la seguridad, a la libertad, a la dignidad y a la integridad física y psíquica de la víctima.

Los entresijos culturales y otros múltiples factores (educacionales, religiosos…) hacen que el concepto “violencia de género” pueda ser erróneamente considerado como un asunto de familia que no debe trascender de puertas para fuera y, por lo tanto, en el que no se debe intervenir. Esta percepción contribuye a que las mujeres no denuncien su situación por miedo, vergüenza o culpabilidad.

Existen varios tipos de violencia de género claramente diferenciados según su naturaleza, aunque todos buscan el mismo resultado la dominación y sumisión de la mujer.

¿Quién está a salvo de sufrir violencia de género?

Absolutamente nadie. La agresión se sustenta directamente sobre la opresión social contra todas las mujeres. El colectivo femenino está amenazado cuando la sociedad considera la violencia de género como un asunto privado entre dos personas.

La violencia doméstica es siempre una tortura, ninguna mujer es culpable de la violencia incontrolada de su pareja, el comportamiento agresivo es sólo responsabilidad de quien los comete.

Los maltratadores son selectivos en el ejercicio de la violencia, lo que demuestra que son capaces de controlarse en cualquier otra situación.