Método DIU

DIU

El dispositivo intrauterino (DIU) es uno de los métodos anticonceptivo de acción prolongada más utilizado por mujeres dada su alta eficacia, sus escasos efectos secundarios y su carácter reversible.

El DIU se presenta normalmente como un pequeño objeto en forma de “T” compuesto de plástico con uno o varios hilos de cobre que se inserta en la cavidad uterina. Cuanto mayor es la superficie de cobre, mayor es su eficacia.

La duración del DIU está entre 3 y 7 años.

El objetivo del DIU es  poner en marcha una acción inflamatoria permanente de la mucosa para que sea incapaz de recibir un óvulo fecundado. Sólo se puede retirar con unos hilos que salen del útero.

Existe una variante de este sistema en el cual en vez de un alambre de cobre se utiliza un depósito con hormonas, se denomina sistema intrauterino (SIU). La elección entre el uso del DIU o del SIU radica en si además de la utilidad anticonceptiva se busca un efecto terapéutico (como la disminución de la duración y el volumen de las reglas, y otros efectos beneficiosos de los sistemas hormonales).

¿Cómo se utiliza el DIU?

El DIU debe ser introducido y extraído por un ginecólogo colocándose en pocos minutos durante los primeros días de la menstruación, sin necesidad de anestesia. La colocación no suele ser dolorosa, aunque sí molesta, por lo que se suele aconsejar la toma de ibuprofeno un par de horas antes de la  inserción.

Será necesario realizar un seguimiento cada dos o tres meses en caso de contraindicaciones de estos dispositivos, y más adelante, cada seis meses o más tiempo, según determine tu ginecólogo.

Es importante consultar al médico si los hilos del DIU se dejan de notar, si son más cortos o más largos que de costumbre, o si se puede tocar con la punta de los dedos, ya que podría indicar una mala colocación, o incluso que el dispositivo haya sido expulsado, por lo que estaría comprometida su acción anticonceptiva.

¿Quién puede utilizar el DIU?

Es un tema controvertido, pero hay mayor aceptación en que las mejores candidatas suelen ser mujeres que ya han tenido un embarazo (por lo que su útero es más ancho), aunque esto depende de la fisiología de cada mujer, por lo tanto, hayas tenido ya un parto o no, es el ginecólogo quien debe juzgarlo.

Existen algunas contraindicaciones como patologías uterinas, hemorragias vaginales inexplicadas, sensibilidad a uno de los componentes, útero con anomalías y otras que debe descartar el ginecólogo.

Ventajas del DIU

Las ventajas más relevantes son:

  • Alta tasa de efectividad, entorno al  99%.
  • Es económico y fiable.
  • No se nota durante las relaciones sexuales.
  • No tiene los problemas derivados de los métodos hormonales al no contener hormonas.

Los inconvenientes del DIU

  • Produce un alargamiento de la duración de las reglas.

Deja un comentario