El Orgasmo Femenino

El orgasmo femenino

El orgasmo para muchas mujeres es una parte importante cuando hacen el amor o se masturban. No todas las mujeres son capaces de identificar la sensación previa al orgasmo, incluso algunas mujeres indican que nunca han sentido un orgasmo, aunque puede que sí, simplemente que durante el acto sexual cuando van sintiendo alguna sensación “extraña” que no identifican, se desconcentran e interrumpen esa sensación que la llevará al orgasmo, dejando de vivir ese orgasmo que “venía en camino”.

¿Cómo es el orgasmo femenino?

El orgasmo es una experiencia muy personal,  ya sea con o sin una pareja.

Generalmente, para la mayoría de las mujeres es necesario que exista un ambiente relajado e íntimo que incluya excitación sexual. Durante la excitación sexual la vagina se humedece y el flujo sanguíneo aumenta, tornándose la vagina más oscura y el clítoris se hincha.

Los labios vaginales se doblan hacia fuera, el útero y el cuello del útero se levantan y retroceden hacia la pelvis, alargando la vagina.

El pulso, la respiración y la temperatura corporal aumentan, produciéndose también sudoración. Además, la piel se torna rojiza (en algunas mujeres se extiende a la cara, cuello y pecho) debido al aumento del flujo sanguíneo y los pechos aumentan, endureciéndose los pezones.

El clítoris cumple un rol importante para lograr el orgasmo. La mayoría de las veces, el orgasmo puede lograrse únicamente con la estimulación del clítoris, ya sea con la mano, la boca, la lengua, un juguete sexual o con el pene.

La penetración vaginal hace que la vagina se estreche, lo que provoca una mayor estimulación de la pared de la vagina y del clítoris.

Aunque toda esa actividad tiene relación con el clítoris, puede decirse que las mujeres tenemos dos tipos de orgasmos: clitorianos y vaginales. Es muy importante averiguar de qué clase son nuestros orgasmos, para poder saber qué tipo de estimulación es la más adecuada para nosotras.

  • Si nuestros orgasmos son clitorianos, necesitamos más sexo oral, más masturbación y, en general, más estimulación directa sobre el clítoris.
  • Si nuestros orgasmos son vaginales, necesita más penetración y más juegos hacia el Punto G.

El orgasmo ocurre en el punto máximo de la excitación, la sección inferior de la vagina, la pared de la vagina, el útero y los esfínteres alrededor del ano y de la uretra se contraen fuerte y rítmicamente. Estas contracciones duran uno o algunos segundos.

Las contracciones iniciales son las más intensas, luego el intervalo se hace progresivamente más largo. En general, una mujer puede tener entre 10 y 15 contracciones que vienen a durar entre unos segundos y un minuto en total.

Durante el clímax sexual puede existir sudoración intensa, “piel de gallina” y contracciones musculares en manos y pies. Algunas mujeres también hacen ruidos expresión de placer. Tras el orgasmo, predomina un sentimiento de relajación, aunque depende de cada mujer. Algunas prefieren descansar, otras pueden mantener la excitación alta y alcanzar más orgasmos, esto se denomina “orgasmos múltiples”.

¿Cómo llegar al orgasmo si tienes problemas?

Es importante tener en cuenta que no en todas las relaciones sexuales hay orgasmos ni van a ser siempre con la misma intensidad, ya que pueden depender de muchos factores: ambientales, de salud, estado emocional… lo que sí es importante, es que siempre se debe obtener placer, por lo que no debemos sentirnos mal si no se llega al orgasmo o si la intensidad es baja.

Lo importante es disfrutar del momento, de nuestro cuerpo y conocer nuestras reacciones y que explores todas tus zonas erógenas y que no te obsesiones por el orgasmo y te dejes llevar por tus sensaciones, o tu misma puedes provocar el bloqueo de tus orgasmos. Libera y explora tu plenitud sexual y siéntete libre para desarrollar tu inteligencia sexual.

Muchas mujeres se sienten reprimidas e incómodas con la masturbación y la autoexploración de su sexualidad, pero la realidad es que masturbarse ayuda a saber exactamente qué presiones y ritmos son necesarios para hacernos llegar al orgasmo.

Explora tu cuerpo y tu sexualidad para descubrir con exactitud cómo lograr tu propia estimulación y tu propio placer, y una vez que hayas aprendido cómo llegar al clímax fácilmente y sepas qué tipo de orgasmo tienes, si son clitorianos o vaginales, debes enseñarle a tu pareja exactamente lo que necesitas para conseguirlo.

Si necesitas algunos consejos más, no dudes en pasarte por nuestras ideas para ayudar a llegar al orgasmo.

Deja un comentario