Abdominoplastia

La Abdominoplastia

La abdominoplastia  es un procedimiento quirúrgico de reconstrucción de la pared abdominal, para ello se elimina el exceso de piel, de grasa y se rectifica la tensión de los músculos de la pared abdominal con el objetivo final de remodelar el abdomen.

Este procedimiento suele reducir drásticamente el aspecto abombado del abdomen (la tripa o barriga), pero a cambio, deja una cicatriz permanente que, dependiendo de la extensión del problema original y de la cirugía requerida para corregirlo, puede ser más o menos larga.

La cirugía de abdominoplastia, además elimina la flacidez. Hay muchas causas que ocasionan la flacidez, originada por la distensión de los músculos de la pared abdominal. Los casos más comunes son los embarazos o de una obesidad prolongada en el tiempo.

Muchos pacientes combinan esta cirugía con la liposucción de los flancos para obtener un mejor resultado.

Además, es importante tomar en cuenta que querer realizarse este procedimiento no es suficiente, ya que un candidato a abdominoplastia debe cumplir ciertos criterios para contar con más posibilidades que todo el proceso salga bien, criterios tales como:

  • Tener un estado de salud en general bueno.
  • Tener flacidez o piel floja en el abdomen.
  • Tener expectativas posibles para la cirugía.
  • Tener fuerza de voluntad para conservar los resultados luego de la cirugía.

Si deseas realizarte algún tipo de intervención quirúrgica, es muy importante que lo realices siempre en un Centro Médico de renombre, nunca vayas a un edificio de oficinas o similar, nunca dirías aquello de: “voy a operarme del cerebro en el doctor del 3º Bloque A”, ¿verdad?

¿Cuánto tiempo dura la intervención?

En la abdominoplastia el tipo de anestesia más empleado es la anestesia general (con todos los riesgos que ello conlleva), durante la cual estará dormido hasta que finalice la cirugía. En algunos casos, se puede emplear anestesia local más sedación, de manera que durante la cirugía el paciente estará despierto pero relajado.

Una abdominoplastia completa suele durar entre 2 y 4 horas, dependiendo de la cantidad de corrección necesaria. La abdominoplastia se realiza a través de una incisión larga de una cadera a la otra, justo encima del pubis. Se realiza una segunda incisión alrededor del ombligo, para poder separarlo de los tejidos de alrededor.

¿Cómo es el Post-operatorio?

Durante los primeros días el abdomen suele estar algo inflamado y pueden notarse algunas molestias o dolor que se controla con medicación. A pesar de que al principio no deba estirarse del todo, se deberá comenzar a caminar tan pronto como sea posible aunque es recomendable no realizar grandes esfuerzos.

Puede llevar de unas semanas a unos poco meses el volver a sentirse como antes. Si su estado físico previo a la cirugía es bueno, incluyendo una musculatura abdominal fuerte, la recuperación después de la abdominoplastia será más rápida. Algunas personas vuelven a su trabajo en unas 2 semanas, mientras que otras precisan 3 ó 4 semanas de reposo y recuperación.

Deja un comentario