Embarazo

La alimentación durante el embarazo

La alimentación durante el embarazo debe ser equilibrada, variada y saludable, como es nuestra dieta mediterránea. Si tu alimentación suele ser desordenada y algo caótica, te insto a que leas nuestro post sobre “saber comer”.

Durante la gestación debemos cubrir tanto las necesidades propias de la mujer como satisfacer las exigencias nutritivas debidas al crecimiento fetal, pero eso no significa que “debamos comer por dos”, no, significa alimentarnos correctamente, seguir las recomendaciones alimentarias que nos transmitan los facultativos y no atiborrarse de alimentos muy calóricos por tener constantes “antojos”.

Es muy importante tanto para la salud de la mujer como para su autoestima una vez acabado el periodo de embarazo y haber dado a luz, esforzarnos en que el aumento de peso materno no supere a los 10 a 12 Kg en toda la gestación.

Recomendaciones alimentarias

■ Suspender inmediatamente cualquier dieta específica para adelgazar.

■ Cocinar los alimentos, como la carne o el pescado, a la plancha, al horno, hervidos o al vapor, sobre todo si existe un aumento de peso excesivo.

■ Aumentar de forma moderada el consumo de frutas, verduras, pan, con preferencia integral, arroz, pasta y legumbres.

■ Tomar entre medio y un litro de leche al día, preferiblemente desnatada, o su equivalente en yogur o queso fresco (un vaso de leche = 2 yogures = 80 grs de queso fresco).

■ Reducir el consumo de los alimentos con excesiva cantidad de grasa de origen animal, como tocino, mantequilla, embutidos, etc.

■Reducir el consumo de los alimentos con mucho azúcar, como pasteles, dulces, especialmente aquellos prefabricados, caramelos, chocolate, etc.

■ Reducir el consumo de sal.

■ Fraccionar las comidas en 5 tomas para facilitar la digestión.

■ Consumir comida fresca o congelada, en vez de conservas y productos precocinados.

■Evitar tomar carnes poco hechas o curadas (como el jamón serrano) por el riesgo de toxoplasmosis .

 

Deja un comentario