Higiene íntima Compresas

Las Compresas

La compresa es un producto absorbente de protección externa, es decir, recogen el flujo menstrual cuando éste ya ha salido del cuerpo. Al igual que los tampones, pueden usarse desde la primera regla, siendo un producto fundamental para nuestra higiene íntima.

Existen diversos tipos de compresas, los más usuales son:

  • Ultradelgadas. Muy compacta pero con el mismos poder de absorción que una toalla regular pero con menos volumen.
  • Regular. Con un rango medio de absorción.
  • Maxi/Super. De alto poder de absorción. Adecuada para cuando el sangrado es más profuso.
  • Nocturna. De alta absorción pero con un diseño específico para la protección durante la noche.
  • Materna. De gran tamaño y capacidad de absorción, diseñada para retener los fluidos y secreciones que se liberan tras el parto.
  • Con alas. Poseen unas prolongaciones laterales que sirven para fijarlas para evitar que se mueva.

Las dimensiones, absorción y forma varían según el fabricante, aunque lo usual es hacer uso de las más delgadas y pequeñas durante el día y las mayores o nocturnas durante la noche.

Además, todas las marcas suelen añadir sustancias desodorantes para evitar olores desagradables.

¿Cómo se usa la compresa?

Se colocan en la parte interna de la ropa interior íntima a las que se fijan mediante a una banda adhesiva. También existen compresas con unos añadidos denominados “alas” que proporcionan una mejor adhesión y evitan que se muevan.

Durante el día las compresas se cambian aproximadamente cada 4 horas, dependiendo de la cantidad de flujo, existiendo diferentes tipos y modelos para satisfacer las distintas necesidades de protección.

La mayoría de las compresas se presentan en envoltorios individuales que permiten llevarlas cómoda e higiénicamente fuera de casa. Las compresas no se deben tirar al Wáter, debes desecharlas en la basura aprovechando la bolsita en la que vienen envueltas para deshacerte de ellas una vez utilizada.

Las compresas son más cómodas y adecuadas para usar por las noches, ya que no es recomendable utilizar tampones más de 8 horas seguidas.

Deja un comentario