Parche Anticonceptivo

Parche Anticonceptivo

El parche anticonceptivo es un trozo de plástico delgado (similar a una tirita) que se adhiere a la piel. El parche libera las mismas hormonas que contienen las píldoras anticonceptivas: estrógeno y progestina, que va liberando poco a poco y son absorbidas a través de la mucosa de la piel.

Las hormonas que contiene el parche impiden la liberación de óvulos de los ovarios, es decir, impiden la ovulación, además de engrosar la mucosa cervical, impidiendo así que los espermatozoides fecunden los óvulos. Igualmente, las hormonas disminuyen el grosor del revestimiento del útero, evitando que un posible óvulo fertilizado se adhiera al útero.

El parche anticonceptivo es un método hormonal, por lo que se aconseja que se consulte al ginecólogo antes de hacer uso de ninguno de estos métodos. Tu médico te hará un seguimiento y te indicará los pasos necesarios para hacer uso de éste tipo de medicación, ya que como cualquier fármaco, tienen contraindicaciones.

El parche anticonceptivo tiene una eficacia prácticamente del 100% si se usa correctamente y no cometemos errores, manteniendo así correctamente los niveles de hormonas en el cuerpo de la mujer.

¿Cómo se usa el parche anticonceptivo?

Aplica el parche directamente sobre tu piel (en zonas del cuerpo sin pliegues, ni vello; y nunca en los pechos), por ejemplo: en la parte baja del abdomen, las nalgas, la parte superior del brazo o la espalda.

Se coloca uno el primer día de regla. Deja el parche en su sitio durante una semana y luego reemplázalo por uno nuevo, desechando el anterior (no debes acumular parches), una vez por semana durante 3 semanas. La cuarta semana no necesitas parche, ya que tu período menstrual empezará durante esta semana.

Es necesario aplicarlo sobre la piel bien limpia y sin cremas, porque de no ser así, podría acabar escurriéndose. El parche no es transparente, por lo que este método anticonceptivo es visible.

Debemos tener en cuenta que los métodos por hormonas no brindan protección contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS), por lo que deberías complementarlo con el uso de preservativos (masculino o femenino) si no tienes una pareja estable.

¿Qué puede interferir con el parche anticonceptivo?

Ten en cuenta que al ser un método hormonal, al igual que en los restantes métodos de este tipo, existen medicamentos que disminuyen la eficacia del parche, por lo que habrá que complementarlo con otros métodos como los de barrera (preservativo) mientras se esté tomando la medicación que le pueda afectar.

Entre esos medicamentos se encuentran:

  • Los antibióticos.
  • Algunos medicamentos para la infección por levaduras.
  • Ciertos medicamentos contra el VIH.
  • Algunos medicamentos para prevenir convulsiones

¿Y si olvido cambiar el parche anticonceptivo o aplicarlo a tiempo?

Aplica un nuevo parche tan pronto como te acuerdes. Éste será tu nuevo “día de cambio de parche”, el día de la semana en que habitualmente cambias el parche.

Usa un método de respaldo (preservativo, diafragma, espermicidas) siete días después de que apliques el nuevo parche.

Si tuviste relaciones sexuales vaginales sin usar un método anticonceptivo de respaldo, plantéate tomar cuanto antes la píldora del día después, que puede ser tomada hasta cinco días después de haber tenido relaciones sexuales sin protección para evitar el embarazo.

¿Y si el parche anticonceptivo se afloja o se cae?

Si es por menos de un día, vuelve a aplicar el parche. Si el parche no se adhiere bien, aplica un parche nuevo. Cambia el parche en el día habitual de cambio del parche.

Si es por más de un día o si no estás segura de cuánto tiempo estuvo flojo o de cuánto hace que se salió, aplica un parche nuevo. Este día de la semana será el nuevo día de cambio del parche y haz uso del método explicado arriba para cuando se olvida el cambiar el parche.

Deja un comentario