Preservativo masculino y femenino

Preservativo masculino y femenino

El preservativo es una funda delgada de látex (en el caso del preservativo masculino) o de poliuretano (en caso del preservativo femenino) que se pone con anterioridad a la relación sexual y no se debe quitar hasta el final del coito.

Como método de barrera tratan de prevenir el embarazo al impedir físicamente que el semen entre en el útero.

Cuando es usado de forma correcta, el preservativo presenta una eficacia del 98% contra el embarazo, pero cuando es usado sin aprender la técnica o sin cuidados, la eficacia decae al 85%. Además, su eficacia contra las enfermedades de transmisión sexual es muy alta (varía de una enfermedad a otra, sin que sea considerado 100% eficiente en ningún caso).

Preservativo Masculino

El preservativo masculino bien podría ser el método anticonceptivo más conocido, siendo una forma simple y barata de prevenir embarazos no planeados y enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Los preservativos masculinos vienen en multitud de formas, texturas, tamaños y materiales para que puedas experimentar y hacer uso de ellos incluso si tienes alergia al látex o piel la piel sensible. Siempre encontrarás un preservativo adecuado para ti.

Cómo usarlo

Usar el preservativo masculino es fácil, solo desenróllalo sobre el pene erecto justo antes del sexo y ya está.

Para ello, colócalo en la punta del pene apretando el capuchón reservorio con dos dedos para que no quede aire y luego desenrolla con la otra mano hasta la base del pene.

Una vez se haya producido la eyaculación, quítalo antes que el pene pierda la erección, sujetándolo contra la base del pene para asegurarnos que no se deslice o se produzcan pérdidas de semen al sacar el pene de la vagina.

Son de un único uso, así tíralo y utiliza un preservativo por cada vez.

Otros datos a tener en cuenta importantes son:

  • Si vas a hacer uso de un lubricante, asegúrate que no tiene efectos adversos contra el material del que esté fabricado el preservativo, como son los lubricantes con base de aceite, que no se llevan bien con el látex.
  • Comprueba que el preservativo no esté caducado ni se vea dañado.
  • Abre el envase con los dedos y con cuidado, nada de tijeras, cuchillos, dientes o uñas afiladas, o podría rasgarse, quedando inutilizable.
  • Para comprobar si está al derecho, simplemente sujeta con dos dedos el capuchón y prueba a deslizarlo, si no se desenrolla con facilidad, dale la vuelta.
  • No lo tires al inodoro (podría obstruir la tubería), sino a la basura, ya que no es biodegradable.

Preservativo Femenino

Con funcionamiento similar al anterior, el preservativo femenino consiste en una delgada funda de poliuretano lubricado que crea una barrera en las paredes de la vagina y la vulva que impide el acceso del semen tras la eyaculación.

Protegen tanto contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS) como de sufrir un embarazo no deseado, aunque a algunas mujeres les puede resultar algo incómodos, son un poco antiestéticos y pueden producir ruidos, además de ser más caros que los preservativos masculinos.

Cómo usarlo

Coloca el preservativo femenino dentro de la vagina inmediatamente antes del sexo. Identifica el anillo del extremo cerrado y presiónalo con los dedos, de manera que quede comprimido para facilitar su inserción. Escoge una posición cómoda para ti e introdúcelo como lo harías con un tampón, tan profundamente como sea posible.

El extremo abierto debe sobresalir un par de centímetros de tu vagina. No es necesario que retires el preservativo femenino inmediatamente después de la eyaculación.

Una vez acabada la relación, simplemente oprime la anilla externa y retuércela para asegurar que el semen no escapa de su interior. Extráelo con suavidad de la vagina y deséchalo.

Otros datos a tener en cuenta importantes son:

  • Comprueba que el preservativo no esté caducado ni se vea dañado.
  • Abre el envase con los dedos y con cuidado, nada de tijeras, cuchillos, dientes o uñas afiladas, o podría rasgarse, quedando inutilizable.
  • No lo tires al inodoro (podría obstruir la tubería), sino a la basura, ya que no es biodegradable.

Deja un comentario