Test de Embarazo

Test de embarazo

Los test de embarazo son pruebas utilizadas para medir el nivel de la hormona hCG (gonadotropina coriónica humana), que empieza a segregarse tras la implantación en el útero del óvulo fecundado.

Si sospechas que puedes estar embarazada, mira también el artículo sobre los principales síntomas de embarazo.

Existen dos tipos de test de embarazo: de sangre y orina. Los test de embarazo de orina pueden comprarse libremente en cualquier farmacia, disfrutando de un alto porcentaje de precisión. Los test de embarazo de sangre son más precisos, pero debe realizarse en un laboratorio.

Cuándo debemos hacer el test de embarazo

Estas pruebas son eficaces desde dos semanas después de la concepción, pero, para reducir el riesgo de falsos negativos, es aconsejable esperar una semana de retraso de la menstruación antes de realizar el test.

Si el resultado no es claro o prefieres una confirmación (ya sea positiva o negativa) de mayor precisión, deberás recurrir a un test de embarazo de sangre. El análisis de sangre, repetido dos o más veces en el curso de las primeras semanas del embarazo, también permite valorar el aumento de la concentración de la hormona y comprobar que el embarazo está progresando correctamente.

Cómo hacer el test de embarazo

Obviamente estamos hablando del test de embarazo de orina que hemos de adquirir en una farmacia.  Adquiere el que sea de tu elección, ya que algunos incluso te indican las semanas aproximadas de la fecundación, pero son más caros, y todos suelen disponer de una precisión similar. Ante la duda, pregúntale al farmacéutico/a.

Lee con calma las instrucciones del fabricante, porque aunque casi todos los test de embarazo tienen el mismo funcionamiento, existen pequeñas diferencias entre unos y otros, sobre todo en los tiempos

Podemos realizarlo en cualquier momento del día, pero lo más recomendable es realizarlo a primera hora de la mañana, ya que en la primera orina del día la concentración de la hormona hCG es más alta, no debiendo ingerir líquidos antes si tienes previsto realizar el test para evitar diluir la concentración de la hormona, lo que redundaría en una reducción de la fiabilidad.

Si el resultado es positivo (los falsos positivos son raros), pide cita con tu médico para que solicite un test de sangre y te guíe durante todo el proceso del embarazo.

Si el resultado es negativo, es adecuado dejar pasar una semana y repetir el test de embarazo. Si el resultado sigue siendo negativo y continúa el retraso, ponte en contacto con tu médico para averiguar a qué es debido.

Deja un comentario