Útiles de maquillaje

Principales útiles para el maquillaje

Ya posees la mejor herramienta para maquillar de todas: las yemas limpias de los dedos (si no están limpias, ¡lávatelas! y si tienes manos ásperas, usa crema hidratante para las manos de forma regular).

Las yemas son difuminadores perfectos y llegan a lugares difíciles, como alrededor de la nariz. Se suele usar el dedo anular porque es más débil y en consecuencia más suave que los demás.

Después vienen las brochas y los pinceles, son imprescindibles; necesitaras varios modelos.  Los Pinceles fundamentales son los siguientes:

  • Brocha para colorete: Redonda y esponjosa para evitar las temidas rayas.
  • Brocha para polvos: Brocha grande para cubrir la máxima superficie.
  • Pinceles para sombra de ojos: Pequeños, medianos y grandes. Que sean cuadrados y con cerdas de longitud mediana para mayor control.
  • Cepillo de cejas para peinar cejas rebeldes. Un cepillo de dientes puede igualmente servir.
  • Horquillas para recoger el pelo mientras se aplica el maquillaje, así no se manchará ni estorbará.
  • Pincel para labios.
  • Pañuelos suaves de papel para corregir las equivocaciones y para quitar rímel acumulado en el aplicador.
  • Un sacapuntas para los lápices perfiladores.
  • Esponjas. Una esponja triangular tiene la ventaja de adaptarse perfectamente a los rincones, como el borde interior del párpado.

Aunque pueda parecer un desembolso algo fuerte, con los debidos cuidados tanto las brochas como los pinceles de calidad duran mucho tiempo. Además, aquí tienes un pequeño truco: se encuentran pinceles y brochas de muy buena calidad en establecimientos de bellas artes, y suelen ser más baratos que los profesionales de maquillaje, sólo que sean de cerdas naturales.

Manten las brochas y pinceles limpios. Lávalos al menos una vez al mes con un champú suave, acariciando los pelos en una sola dirección. Aclara bien con agua y déjalos secar horizontalmente para que no pierdan cerdas. Si fuera necesario recorta ligeramente el borde y las cerdas separadas, pero recuerda que no vuelven a crecer, así que no te pases.

Deja un comentario